Berrea y Ronca en nuestra Finca

Disfruta de la Berrea en los Alcornocales

experiencia

Berrea y Ronca en nuestra Finca

Desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre  tiene lugar lo que se conoce como lance de la berrea del ciervo.

Los ciervos machos adultos presentan a finales de verano su máximo esplendor. Están fuertes  y sus cuernas, que han estado creciendo desde la primavera, presentan  su tamaño definitivo y el color marrón característico. Las ciervas por su parte están preparadas para concebir.

Cuando llegan las primeras lluvias después de la época estival, comienza a cambiar el tiempo y los días se hacen más cortos, comienzan a escucharse los primeros berridos en las dehesas y en los claros de los bosques.Los machos también comienzan a marcar su territorio y empiezan las luchas entre los ciervos más fuertes.

El violento choque de las cornamentas y los sonidos de la berrea ofrecen un espectáculo natural que vale la pena vivir en directo.

El ritual de apareamiento de los gamos, conocido como la ronca por el sonido más grave que emiten estos animales, es similar al de los ciervos. Comienza un poco más tarde que la berrea y se prolonga a lo largo del mes de octubre.Con un poco de suerte se pueden contemplar a la vez el lance de la berrea y la ronca.

Finalmente, tras días de luchas agotadoras, los machos vencedores son los que atraerán a un mayor número de hembras que formarán parte de su harén y comienza el proceso de apareamiento.

Ocho meses más tarde, durante el mes de mayo, nacerán los cervatillos (jabatos), que acompañarán a sus madres hasta el siguiente parto.